sábado, 20 de noviembre de 2010

El día de los muertos

EL DÍA DE LOS MUERTOS.


El Día de Muertos es una celebración mexicana de origen prehispánico, llena de colores y motivos alegres que se refieren a la muerte, pero a la muerte desde otra perspectiva. La gente aprovecha esta ocasión para ir a ver a sus queridos difuntos y celebrar la vida. Para los latinoamericanos no hay que temer a los espíritus  de sus ancestros. El día de los muertos es la ocasión para reunirse con ellos en una atmósfera similar a la de Halloween.



La gente pasa la noche en  los cementerios con sus difuntos.

Origen

El origen de la celebración del Día de los muertos se encuentra en las antiguas culturas indígenas de los aztecas, mayas, purepechos, nahuas y totonacas,  que durante 3000 años hicieron rituales dedicados a sis ancestros coincidiendo con estas fechas. Estos rituales simbolizaban la muerte y el renacimiento que en la época prehispánica se representaban con los cráneos de los muertos. Las festividades eran  presididas por el dios Mictecacihuatl, conocido como la  "Dama de la muerte" (actualmente "Catrina") y eran dedicadas a la celebración de los niños y las vidas de parientes fallecidos.






¿Cómo se celebra?


 El día 1 es el día en que regresan las almas de los niños y el día 2 las almas de los adultos. Para estos días los pueblos y ciudades preparan una serie  de objetos que forman parte del ritual de todos los comienzos de noviembre.



En primer lugar, están las calaveras, que se representan tanto en la artesanía como en los platos de la víspera.
También existen máscaras con forma de cráneo y calaveras en cuya frente se inscribe el nombre del difunto o de gente viva como broma.




Para nada tétricas, las formas de los objetos son siempre redondeadas, las calaveras muestran una irónica sonrisa y la comida es por lo general dulce y la parte más esperada por los niños,  a los que se convida con todo  tipo de golosinas.



No hay comentarios: